Leo Suárez no, gracias

leo suárez

La noticia me pilló totalmente por sorpresa, e imagino que también a la mayoría de valencianistas. El Valencia había movido ficha por un tal Leo Suárez y según se apuntaba desde la prensa argentina, el bisoño jugador de Boca Juniors estaba cerca de convertirse en nuevo futbolista del conjunto ché. Leo Suárez jugará en España, pero finalmente recalará en el Villareal. El Valencia no está por la labor de aceptar las elevadas pretensiones del club argentino y ha decidido romper las negociaciones. Y menos mal, la verdad. Estoy cansado de burdos estereotipos y espectáculos circenses por parte de la prensa y el representante espabilado de turno que esconde su frialdad bajo un maquillaje melifluo, empecinados en “vendernos” al nuevo Maradona. Con Banega ya he tenido suficiente. Y por cierto, también jugaba en Boca…

En los últimos tiempos, el estilo genuino del Valencia en la esfera compra-ventas deja bastante que desear. Vendíamos a los mejores para traer a los peores. La famélica tesorería del club tampoco daba para más, pero ha quedado demostrado que al final lo barato sale caro. Y con Leo Suárez tengo las mismas impresiones. Tengo que decir que no lo he visto jugar, y lo único que conozco de él son los cuatros videos que salen en Youtube si tecleas su nombre. Si leen la prensa argentina verán que se confirma parte de mi teoría. Hablan de Leo como el nuevo Riquelme, pero oigan, he visto varios partidos de Boca Juniors desde que se conoció el interés por parte del Valencia y aún no lo he visto jugar con el primer equipo xeneize, ni siquiera estaba en el banco. Y ahora mismo el conjunto bonaerense no está para lanzar cohetes, con decir que Gago es una de las peanas del equipo creo que digo suficiente. Si fuera tan bueno como lo pintan ya debería estar jugando con los mayores, ¿no?

Por otro lado, ahora, en Boca hay otros jugadores jóvenes y con buena proyección que sí son titulares indiscutibles en el equipo de Arruabarrena. Andrés Chavez o Jonathan Calleri, por poner dos ejemplos, tienen muy buena pinta. Muestran maneras y tienen muchas posibilidades de cruzar el charco para enrolarse en algún club europeo. Tampoco estoy queriendo decir que el Valencia debería ficharlos, ni mucho menos, pero me parecen más interesantes que Leo. Quizás mi diatriba con el joven argentino esté siendo un tanto excesiva, pero la sedicente perla argentina me temo que es, en realidad, un jugador cualquiera. Y que sólo que tenga 18 años y todavía deba pulir muchos aspectos de su juego tampoco le ayudan, ya que Valencia y paciencia son dos conceptos que nunca se darán la mano. Por ello, ahora que ha llegado el dinero de Peter Lim y se ha alejado toda esa recua de personajes que se besaban el escudo para, al día siguiente, borrar con el codo lo que firmaban con el brazo, es el momento de realizar una inversión importante por algún extremo que te garantice réditos tangibles de una forma instantánea.

Mi pregunta es: ¿es mejor Leo Suárez que Fede, Robert o De paul? Personalmente, no lo creo. Rodrigo De Paul merece todos los minutos que le sobran a Rodrigo Moreno y, sin embargo, entre la injusta sanción que tuvo que cumplir y lo poco que parece contar para Nuno, apenas ha tenido la oportunidad de lisonjear a todos los feligreses que se abigarran cada dos domingos en el templo de Mestalla. A Fede lo hemos tenido que ceder, aún no estaba preparado para ser titular en el Valencia, y Robert va jugando los tiempos añadidos que, a cuenta gotas, le va ofreciendo Nuno. Los Viera, Pabón o Vinicius son el claro paradigma de futbolistas que no necesitamos. Y aunque las cantidades pagadas no sean demasiado elevadas, al final, el club se ha dejado un buen dineral por jugadores que han tenido un rendimiento muy deficiente. Para postre, buscarles salida una vez comprobadas sus anodinas prestaciones, es casi imposible. Parece desabrido emitir una sentencia y darla por definitiva, dejando al pobre Leo, que al fin y al cabo es quien más sabe del caso, con la palabra en la boca y el corazón encogido, pero visto lo visto, esta vez, prefiero quedarme con la duda de si estaremos ante el nuevo Maradona y apostar más fuerte por los jóvenes que ya tenemos en casa.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *