El discreto encanto portugués

vezo

 

El 18.08.13 fue, sin duda, un día especial. El modesto Vitoria Setubal recibía en su Estádio do Bonfim al todopoderoso FC Porto de los Jackson Martínez, Otamendi, Mangala y compañía. Quizás lo que menos nos interesa ahora es el desenlace de aquella contienda, un 1-3 a favor de los blanquiazules (por cierto, con gol para los locales del hoy levantinista Rafael Martins). Lo que realmente fue especial para nosotros los valencianistas es que, haciendo pareja con el paraguayo-palestino Cohene, debutaba como profesional nuestro Ruben Vezo, a sus 19 añitos. Poco se podía sospechar que, solo unos meses después, tendría que hacer las maletas rumbo a uno de los grandes de una de las ligas más potentes del continente Europeo.

La noticia de su fichaje por el Valencia no levantó especial expectativa o ilusión, más bien al contrario; se puso en entredicho la valía del jugador, aduciendo su mínima experiencia profesional en una liga de escasa solera. Algunos incluso parecían clamar al cielo, manifestando que un jugador sin nivel le iba a cerrar las puertas del primer equipo a nuestras promesas. Desde luego, poco ayudaba a calmar las aguas que Ruben viniese de la mano del “Superagente” Mendes.

Por fortuna, todo este revuelo mediático alrededor de su fichaje no descentró lo más mínimo a nuestro protagonista. Pensándolo bien, quizás hasta haya supuesto un curso acelerado de manejo de la presión. Desde su llegada, se ha dedicado a entrenar duro, a hablar poco y a aprovechar de modo positivo las oportunidades que le han ido llegando, mostrando una notable evolución en su rendimiento, llegando quizás a su punto álgido en la jornada inaugural de este curso, en el siempre exigente Sánchez Pizjuán. En este enfrentamiento el zaguero portugués se mostró impecable, desbaratando todas las acciones de ataque que llegaban por su sector. Por momentos, el gran delantero Bacca mostraba una desencajada cara de impotencia, viendo como una y otra vez Vezo salía vencedor de sus duelos individuales.

En el plano técnico, se trata de un central que muestra virtudes mentales poco habituales en defensores de su edad; Merced a su buena lectura del juego, es capaz de anticiparse a los delanteros rivales en numerosas ocasiones, abortando jugadas de ataque rivales antes de ser encarado. Gracias al autoconocimiento de sus virtudes y limitaciones, arriesga solo hasta donde sabe que puede responder y evita errores de bulto. Su posicionamiento es bueno, incluso en un perfil derecho donde tiene que lidiar con las frecuentes faltas de atención de su compañero Barragán. En lo físico, le falta ganar masa muscular y contundencia física para ir al choque con mayores garantías, algo que quedó patente por ejemplo el último partido, ante un delantero grande como Roque Santa Cruz, pero es algo que no debería resultar difícil mejorar, con horas de gimnasio. A cambio, muestra una velocidad más que decente para el puesto que ocupa, algo que le ayuda a ir con solvencia al cruce. Su juego aéreo, aunque aún por acabar de pulir, parece solvente e, incluso, se le ha visto rematar con peligro alguna jugada de estrategia. No olvidemos que en su debut como titular en el Valencia, rescató dos puntos con un gol de oportunista con el tiempo ya cumplido.

¿Qué nos deparará el futuro? Creo que la respuesta es clara. Vista la progresión que el de Setubal ha mostrado en el último año, si sigue trabajando con intensidad y la cabeza centrada, estaremos ante un central de élite para los próximos 10 años, con un amplio margen de mejora. No es de extrañar que la selección portuguesa ya le haya echado el ojo a su evolución y lo haya llamado a filas. Si Shkodran Mustafi se esperaba un paseo en barca hacia su titularidad, se habrá equivocado. Por lo que Ruben está demostrando, con su trabajo serio y poco vistoso, el alemán de origen albanés tendrá que sudar mucho en los entrenamientos para arrebatarle el puesto a un Vezo, que, además, ha mostrado un buen entendimiento en el eje de la zaga con el argentino Otamendi. En esta lucha por la titularidad no importa quién sea el ganador, lo realmente crucial es que esta competencia hará más fuerte al grupo, palabra esta última demasiado olvidada estos últimos años.

Una respuesta

  1. pacoalcacer 14/09/2014 Reply

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *