‘Arroyados’ en Turquía

arroyo

Arroyo fue una pesadilla para los exteriores ‘taronja’. Photo de @euroleague

El Valencia Basket sucumbió en Turquía ante el Galatasaray por 71 a 64, una derrota que le sitúa colista con un balance de 0-2 en el grupo D y que obliga a los de Perasovic a no solo ganar los partidos como local que quedan sino a ganar en canchas como la del Baskonia, el Estrella Roja o el Neptunas. Los valencianos fueron ‘arroyados’ en una primera parte nefasta con un Carlos Arroyo que lideró el ataque turco con 16 puntos, en la que los ‘taronja’ llegaron a perder por 28 puntos (47-19), un muro gigante infranqueable que a punto estuvieron de remontar en una buena pero tardía respuesta en la segunda mitad en la que llegaron a estar 69-64 dentro de los dos últimos minutos que resultaron ser un cúmulo de despropósitos por parte de ambos equipos, algo que no supieron aprovechar los de Peras.

Una vez más fue Luke Harangody el mejor del equipo, con 16 puntos, aprovechando la ausencia de Lucic para jugar más minutos que nunca, pero apenas tuvo apoyos del resto de la plantilla, entre los que apenas destacaron a ratos los chispazos de Buycks -11 puntos- o Van Rossom -otros 11- pero ambos dentro de la dinámica ‘fallona’ de todo el equipo, dejando un pésimo 14 de 38 en tiros de dos y un 9 de 33 en triples, porcentajes (estadísticas aquí) con los que ganar un partido en Euroliga resulta más que complicado, sobre todo cuando pecas de falta de intensidad durante casi 20 minutos de encuentro y en una cancha complicada ante un rival con jugadores de primer nivel como el Galatasaray.

harangody2

Luke Harangody. Photo @Euroleague

El próximo jueves el Valencia Basket tendrá que ganar en cancha del Estrella Roja, esa que la temporada pasada llegó a congregar a casi 25.000 personas en un partido de Eurocup https://www.youtube.com/watch?v=Lub9fOyT-4k  si no quiere convertir en algo épico la posibilidad de estar en el top16, algo que en mi opinión era el objetivo antes de empezar la andadura en esta competición. Cierto es que a priori el Laboral Kutxa y el Neptunas son los rivales más ‘débiles’ del grupo y todavía queda mucha tela que cortar, pero los ‘taronja’ tendrán que reaccionar desde ya si quieren seguir vivos y haciendo soñar a su afición.

De momento la mente de los de Perasovic debe cambiar de chip para afrontar el compromiso liguero del próximo domingo en La Fonteta (18:00) ante el Tuenti Estudiantes, para buscar una victoria que afianze a la plantilla de cara a la clasificación para la Copa del Rey -que recordemos que lo logran los 8 primeros de la primera vuelta- y que haga recobrar la confianza al equipo de cara a los próximos encuentros en Europa que tienen pinta de ser ‘a vida o muerte’.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *